sábado, 31 de marzo de 2012

REGALO

Te he traído un sable
como un día largo:
su estuche es de oro;
su filo, plateado.

Puedes ser Arturo
el gran rey britano
con su espada fuego
que Merlín le ha dado.

Si quieres, Iskander,
-el magno Alejandro-
quien llegó hasta Persia
en su fiel caballo.

Te quiero Bebé
y que tu regalo
sea para quienes
juegan a tu lado.

Y el sable te crece
en todas las manos,
volviéndote príncipe
aunque estés descalzo.
 .
Publicar un comentario

LinkWithin