sábado, 17 de marzo de 2012

LAS BOTAS PARA UN GATO

(http://www.cuentosparacolorear.com)
 Los arribistas suelen llevar sombrero y botas. Usan la astucia para convertir ogros en ratones y hacer de los castillos, mansiones para simples molineros. Habría que ver luego de la boda cómo encauzan su afán de encumbramiento. No se es marqués solo por la casa y el vestido: el título de noble lo otorga el corazón sin vanidades.
No te quedes desnudo de ideas en el río, a pesar de las promesas. Nada bueno pueden traer galas prestadas a la inocencia. Si alguna vez se pierde la inocencia, no valen el oro y los palacios.
Vuelve a empezar y cierra tus oídos al taimado. Comprar botas a un gato es ponerle un precio absurdo a la ilusión.
Publicar un comentario

LinkWithin