sábado, 30 de enero de 2016

MIRARTE


Baruch Elron



Desfilan ante mis ojos las imágenes
solo para mostrarme una verdad que duele
en una dimensión desconocida
y hay sol que solo nos trae oscuridades
risas que envuelven en sombras  nuestra alma
rostros  que solo expresan alegría
enlutan mi pensamiento y mi sonrisa.

Casi termina enero, el mes de la poesía
de aniversarios tristes
como el del ciervo sin vida atravesado en la montura de los años
no sabía, poeta, que podía
ese día luminoso de tu venida al mundo
traer tanta tristeza hasta mi vida
pero la vida da puntadas certeras
para coser el traje al desamor
y teñir el oro del amanecer con el plomizo gris de las tormentas.

Dicen que la tristeza nos da fuerzas
y tú, poeta, dijiste cierta vez
que solo el dolor engendra la belleza:
por qué entonces mis ojos no la encuentran
y solo puedo descubrirla en la memoria
en dos recuerdos azules que acuden a mi mente
me deslumbran y parten
sin palabras
en el silencio quieto de una distancia
que solo puedo medir con esos latidos informes
que estrujan y hacen estremecer ese lugar del pecho
que se agita casi siempre y se rebela
cuando intento alejarlo.

Definitivamente
el reino del dolor es el silencio.
Publicar un comentario

LinkWithin