jueves, 25 de octubre de 2012

A RICARDO RIVERÓN, EN SU CUMPLEAÑOS






Dentro de la poesía cubana es indudable que la décima ocupa un lugar prominente y sus cultores han sido personajes de raíz popular a lo largo y ancho de la isla, o grandes poetas como José Martí, Emilio Ballagas, José Lezama Lima, Nicolás Guillén, Eugenio Florit, Eliseo Diego, Samuel Feijóo, Ángel Gaztelu, Roberto Fernández Retamar, José Manuel Pobeda, José Fornaris, El Indio Naborí y por supuesto Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé).
Forma estrófica llegada de España, encontró pronto en el campesino una cálida acogida y amenizó sus guateques, manteniéndose hasta la actualidad los famosos repentistas que improvisan la décima y contrapuntean entre sí, un espectáculo que constituye un hecho poético de cubanía indiscutible y se disfruta por el derroche de imaginación y ocurrentes imágenes.
En Cuba la décima adoptó características particulares, “se aplatanó”, al decir del Indio Naborí en esa décima que da título además a una selección de las suyas y que transcribo:

Viajera peninsular
cómo te has aplatanado,
 qué sinsonte enamorado
te dio cita en el palmar.
Dejaste viña y pomar
soñando caña y café,
y tu alma española fue
canción de arado y guataca
cuando al vaivén de una hamaca
te diste al Cucalambé.

Pero como todo en Cuba, en los medios literarios y artísticos o populares se trata en tono de chanza (o de chota, como decimos), siempre que hay reunidos más de tres, salen los improvisadores y amenizan la tertulia, el viaje en guagua o el café compartido. Tuve la dicha de coincidir en muchos de estos encuentros con un hombre que es polémico, buscapleitos, buen amigo, ocurrente, excelente poeta y que ha hecho mucho por la literatura (y la cultura en general) en su natal provincia de Villa Clara. Me refiero a Ricardo Riverón Rojas, con quien no se habla sin reír y a quien se recuerda invariablemente con una sonrisa.
Traté de buscar alguna de las décimas humorísticas de su autoría, pero no las encontré en Internet, aunque sí está incluido en Wikipedia, lugar que se ha ganado con su obra.
Entonces quise recordarle, aunque no textualmente, dos de las que más recuerdo, en estas que le dedico por su cumpleaños. Y deseo que pueda seguir leyéndolo y disfrutándolo por muchos años más. Que este intento sea un modesto homenaje, ya que no soy decimista, y con ellas vaya mi abrazo de palabras, que es el mejor que se le puede dar a un poeta grande y del pueblo como él. Un abrazo en la distancia, amigo.

A Ricardo Burlón Rojas, en su cumpleaños

Me dicen que Riverón
cumple años este día
y como sé su manía
de ser poeta burlón
vengo a recordar, guasón,
que este onomástico me
trae a la mente el barullo
con Rosendi y unas manos
que en cierto evento, paisano,
cambiaste por unos pies.

Pero como todo, hermano,
no puede ser una broma
en el pico de una loma
y en lo profundo del llano
rindo honores al cubano
de El patio de la poesía,
de Capiro, Islas, diría
que en todas está tu huella
brillante como una estrella
más llena de picardía.


Publicar un comentario

LinkWithin