jueves, 12 de julio de 2012

PABLO NERUDA CUMPLE 108 AÑOS


(http://commons.wikimedia.org)


El 12 de julio de 1904 nació en Parral, Chile, un niño que sería luego uno de los más grandes poetas de Hispanoamérica. Fue conocido y se recuerda como Pablo Neruda, aunque encuentro datos contradictorios en su verdadero nombre. En Wikipedia se dice Ricardo Eliecer Neftalí Reyes Basoalto, y en otros sitios aparece como Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, pero creo que el nombre escogido por él es el que hemos hecho nuestro: basta decir Neruda y convocamos a la mejor poesía. Eligió firmar sus obras como Pablo Neruda en homenaje al poeta checo Jan Neruda, y llegó a legalizarlo en 1946.
Sus primeros poemas aparecen en 1921, solo tenía entonces 17 años, y su poesía alcanzó fama mundial con la publicación de Veinte poemas de amor y una canción desesperada, en 1924, justo a sus 20 años. 
No es el sentido de esta nota teorizar sobre su poesía sino en su significado para los millones de lectores que han vibrado y regresan una y otra vez a leerla.
Recuerdo que leí esos Veinte poemas de amor... en una edición de bolsillo que se publicó en Cuba, dentro de una colección en la que apareció también una selección hecha por Raúl Roa de la poesía de Villena.
Creo que esos poemas han acompañado a los jóvenes de habla hispana desde su adolescencia, al igual que muchos otros como su Canto general, Farewell y tantos que resulta una lista interminable.
Trabajando en Gente Nueva tuve la oportunidad de realizar un proyecto de promoción de lectura con los estudiantes de Preuniversitario en el campo, en el municipio de Güines. El viaje hasta allá era bastante agotador, pero invariablemente escogí los poemas de esos grandes poetas latinoamericanos como Sor Juana Inés, Vallejo, Villena, Roque Dalton, Gabriela Mistral, Huidobro, Borges y por supuesto, Neruda. El encuentro redimía la fatiga del viaje: aquellos jóvenes se fascinaban con sus poemas, a veces les llevaba fotocopia de algunos, dejaba los que teníamos publicados de la editorial en las bibliotecas, preparamos una selección de los libros en existencia y les entregamos más de un centenar de ejemplares a cada escuela. Confío en que hayan llegado a su destino, pero de todas formas, los conocieron, fuera de las clases de Literatura y descubriéndoles detalles que los hacían más humanos.
Por eso esta breve nota, para los jóvenes que hoy quieran leer un hermoso poema de amor, escrito por un extraordinario poeta, pero también un hombre grande como pocos. 
Se lo dedico a alguien que en este momento está enfermo y sufre. Porque la poesía da aliento y anima: fortalece el espirítu, sobre todo si, como este poema, lleva en cada palabra la profundidad de ese tormentoso y profundo sentimiento que es el amor. 

TE AMO
                                                                                                       
Te amo,
te amo de una manera inexplicable,
de una forma inconfesable,
de un modo contradictorio.

Te amo
con mis estados de ánimo que son muchos,
y cambian de humor continuamente.
por lo que ya sabes,
el tiempo, la vida, la muerte.

Te amo...
con el mundo que no entiendo,
con la gente que no comprende,
con la ambivalencia de mi alma,
con la incoherencia de mis actos,
con la fatalidad del destino,
con la conspiración del deseo,
con la ambigüedad de los hechos.

Aun cuando te digo que no te amo, te amo,
hasta cuando te engaño, no te engaño,
en el fondo, llevo a cabo un plan,
para amarte mejor.

Te amo...
sin reflexionar, inconscientemente,
irresponsablemente, espontáneamente,
involuntariamente, por instinto,
por impulso, irracionalmente.

En efecto no tengo argumentos lógicos,
ni siquiera improvisados
para fundamentar este amor que siento por ti,
que surgió misteriosamente de la nada,
que no ha resuelto mágicamente nada,
y que milagrosamente, de a poco, con poco y nada
ha mejorado lo peor de mí.

Te amo,
te amo con un cuerpo que no piensa,
con un corazón que no razona,
con una cabeza que no coordina.

Te amo
incomprensiblemente,
sin preguntarme por qué te amo,
sin importarme por qué te amo,
sin cuestionarme por qué te amo.

Te amo 
sencillamente porque te amo,
yo mismo no sé por qué te amo.

                              Pablo Neruda.


Publicar un comentario

LinkWithin