jueves, 11 de septiembre de 2014

DAILAN KIFKI: MARÍA ELENA WALSH


¿Qué pasaría si un jueves alguien encuentra a un elefante en la puerta de su casa y, para colmo, con una carta enorme colgada de una oreja?
Pero veamos qué dice la carta de recomendación de este elefante:
«Estimada señorita: Yo me llamo Dailan Kifki y le ruego no se espante porque soy un elefante. Mi dueño me abandona porque ya no puede darme de comer. Confía en que usted, con su buen corazón, querrá cuidarme y hacerme la sopita de avena. Soy muy trabajador y cariñoso, y en materia de televisión, me gustan con locura los dibujos animados».
Hasta aquí la carta. Y entonces comienzan precisamente las aventuras de este singular elefante que nos cuenta María Elena Walsh, escritora argentina quien fue, además, compositora, cantante, periodista, dramaturga y guionista de televisión, en fin, una persona maravillosa que escribió muchos libros de poesía y narrativa para los pequeños donde la acción, el humor, la gracia y el disparate, atraen a los lectores desde el principio.
En esta novela los personajes hacen a cada momento lo que no se piensa que puedan hacer. Y es un libro muy educativo: se aprende cómo aliviar a un elefante de un dolor de pancita, cómo hacer bajar en pleno vuelo a ese mismo elefante con su bombero de jinete y, por supuesto, cómo se hace la sopa de avena usando un sombrero como cazuela.
También aparece u n enanito, Carozo Marujín, dueño de un palacio, una carroza y el bosque de Gulubú, donde los charcos son de chocolate.
Se habrán podido dar cuenta que esta es una historia de enredos, desmayos, derrumbes y viajes. Hay viajes aéreos, en tren, en carroza, en fin…
Pero no sigo contando porque no van a querer leer el libro con sus propios ojos y hace mucha falta que todos lean este libro. No solo por las aventuras sino porque a veces es bueno unirse a otras personas para hacer cosas juntos. Les doy un consejo: si no tienen la suerte de que un elefante toque a su puerta, salgan a buscarlo.

Entonces, supisiche, palabra que en lenguaje de enanito vaya a saber qué quiere decir. 

María Elena Walsh

Publicar un comentario

LinkWithin