sábado, 23 de febrero de 2013

SUEÑO DE PALOMA ERRANTE
























Anoche he soñado con un niño
con todo el cielo azul en su mirada;
la sonrisa temprana del cariño
y su cara por el sol iluminada.

Me desperté en plena madrugada
sintiendo en la mejilla un roce leve;
la noche afuera entreví, inundada
por el recuerdo de su risa breve.

Cuánto quisiera ahora ser paloma
y volar en un sueño hasta tu cuna,
llegar hasta esos ojos donde asoma

el amor que trajiste un veintitrés
y esa resplandeciente luz de luna
que amansa mi dolor por esta vez.
Publicar un comentario

LinkWithin