viernes, 14 de junio de 2013

UNA SIMPLE PROMESA DE AMOR (al día viernes)


 
Nacimiento de Venus, Boticelli



Toda la culpa es tuya
toda.
Un viernes recibí su llamado
y no sabía
cuántos viernes después podría amarlo.

Lo dije sin saber lo que decía
sin darme cuenta le entregué mi vida
aquel viernes
con solo responder un hola
que me llevó a sus brazos en instantes.

Es tan fugaz la vida
el amor
los sueños
verte y tenerte
tan fugaz
que este viernes brindo con mi copa de luna
por tenerlo otra vez
reír su risa nueva
confundir nuestros cuerpos...
gracias
viernes de todas mis suertes
por traerlo de vuelta:
haré que cada noche de viernes
se enciendan los cocuyos azules que imaginé por él
y sus luces iluminen mi piel toda
al calor de sus manos.

Esta es una promesa de viernes en la noche
universal y nuestra
una simple promesa de amor.

Viernes 22


Publicar un comentario

LinkWithin