martes, 13 de junio de 2017

SOLSTICIO DE JUNIO: ¿VERANO O INVIERNO?



El próximo 21 de junio de 2017, a las 4: 24 UTC (Tiempo Universal Coordinado) ocurrirá el solsticio, de verano para el hemisferio norte y de invierno para el hemisferio sur. Resultará entonces que ese día será el más corto del año para quienes reciben el invierno y el más largo para quienes estaremos dándole la bienvenida al verano.
Conocido es que este es el momento del año en el cual el sol alcanza su máxima declinación norte y su máxima declinación sur, con relación al ecuador terrestre y varía cada año, pues debe calcularse con precisión ese momento del año. En el solsticio de junio, el Sol sale como unos 23,5° hacia el Norte del Este.
En cuanto a los planetas, el cielo matutino estará dominado por Venus durante todo el verano y por Marte desde mediados de agosto, mientras que en el vespertino serán visibles Júpiter y Saturno durante toda la estación. Durante el verano se producirán dos eclipses, el día 7 de agosto habrá un eclipse parcial de Luna que será visible en Australia, Asia, África y Europa, desde España podremos ver sus últimas fases, y el 21 de agosto un eclipse total de Sol visible en EEUU, que será visible como parcial en América, África y, antes de la puesta de Sol, en Europa.
El 3 de julio, poco después del solsticio de verano, la Tierra estará en el momento del año en que se encontrará más lejana del Sol. Además, en esta estación podemos disfrutar de lluvias de estrellas tan intensas como las Delta-Acuarias o las Perseidas.
La tradicional lluvia de estrellas de las Perseidas sucederá cerca del 12 de agosto y su observación se verá dificultada en la primera parte de la noche por hallarse la Luna en fase posterior a la luna llena.
En un artículo de la Academia de Ciencias de Costa Rica, se explica que «En esta fecha los rayos solares caen perpendiculares sobre el paralelo 23,5° norte (latitud de la Habana), también llamado "Trópico de Cáncer", porque hace unos cuatro mil años durante el solsticio, el Sol tenía como fondo las estrellas de Cáncer. Pero en la actualidad, el Sol no se encuentra en esta constelación en el solsticio de junio, ni tampoco en la vecina Géminis, lo cual sí ocurrió durante los últimos 2000 años. Si pudiésemos ver las estrellas de fondo de este día, encontraríamos que el Sol está cercano a la frontera entre las constelaciones Géminis y Tauro, moviéndose cada año hacia Tauro, lugar al cual recurrirá en los próximos dos mil años. Por tal razón, en el futuro sería mejor llamarlo Trópico de Tauro».
Por otra parte, en el hemisferio norte, el solsticio está asociado a las celebraciones y ritos del día de San Juan, el cual es el 24 de junio, pero se vinculan.
De ahí que en muchos países es celebrada la llegada del verano con festejos y tradiciones muy particulares, pero generalmente asociadas al fuego, resultado de costumbres ancestrales de las diferentes culturas. http://lanocheenelbolsillo.blogspot.com/search?q=Ritos+de+la+noche+de+San+Juan
De cualquier manera, la magia de la noche más corta del año (que en este 2017 será la del día 21), no supera la que se enciende con el fuego el día 23.
Celebrar la vida, la luz y el calor, es la forma en que los seres humanos agradecemos nuestra estancia en este planeta azul.


Publicar un comentario

LinkWithin