martes, 17 de enero de 2017

UNOS VALIENTES TRIPULANTES




Durante el recreo, mientras las niñas y los niños de la escuela merendaban, salió Diego, muy agitado repartiendo el periódico escolar y voceando:
—¡Últimas noticias en El mensajero escolar! ¡Lean cómo se han ido de viaje en un globo los valientes tripulantes salidos del circo Maravilla!
Todos nos acercamos para leer en el periódico la increíble noticia de que hubiera personas que se atrevieran a volar en esos globos, en vez de hacerlo en aviones, helicópteros y hasta avionetas…Bueno, por algo trabajaban en un circo. Seguro eran equilibristas y maromeros.
Nadie se podía creer aquello. Enseguida salieron algunos diciendo que eso era imposible y, menos aún, tratándose de quiénes se decía en la noticia que tripulaban el globo. Alicia se rió y mostró el periódico a Diego diciéndole que si pensaba que nos íbamos a creer ese disparate que contaban. Y para probar que tenía razón, enseñaba la foto donde se veía el globo, en el aire, cerca de las montañas del Escambray.
En ese momento, Diego miró hacia arriba y le respondió:
—¡Míralo con tus propios ojos!
Alicia y todos los demás miraron hacia donde señalaba el dedo de Diego y vieron meciéndose por allá arriba al globo, como si fuera un aparato del parque de diversiones.
Las exclamaciones de los estudiantes se confundieron con un sonido parecido al que escuchamos cuando una vejiga se desinfla, pero que se oía altísimo.
La maestra Raquel salió y también los ojos se le agrandaron por el asombro, sobre todo porque el globo estaba más bajo y pudieron ver que sus tripulantes eran una cebra, un león un elefante y una jirafa.
El sonido era que el globo se desinflaba y aterrizó en las ramas de uno de los árboles del patio, entre la algarabía de todos y las voces de los viajeros, a quienes solo se les escuchaba barruntar y rugir, menos la jirafa, que solo estiraba el cuello para mirar por encima del árbol y la cebra, que se entretuvo masticando hojas.
Diego aprovechó para tomar unas fotos a los bravos tripulantes, quienes no se daban cuenta aún de su hazaña.


Publicar un comentario

LinkWithin