lunes, 29 de abril de 2013

CARTA DE LA ISLA DE NUNCA JAMÁS PARA EL VALLE MUMÍN




Scherezade:
Los amigos siempre son brújula exacta, por eso agradezco tu mensaje como un vikingo en medio de los mares cuando la tempestad arrecia por todas partes.
En fin, qué gusto retomar nuestras conversaciones, las que iniciamos en la isla y van más allá, estos diálogos en los que siempre te siento en ventaja, porque tienes el don de ser tu misma poesía, así que las palabras te son más fieles, es algo que no puedo dejarme callado.
Te dejo el dedal de siempre, el beso como una puntada para acercar a Santo Domingo y Colón, aunque tan solo sea un poquito, y además este poema de mi Asteroide B612, que no sé si está en tu poder cuando te pertenece, y que al releer me parece algo premonitorio.

Consejos
         Para Lady Mirtha

Fiel aguarda la señal
que solo sabe quien parte:
De la luna el claro filo
o una bandada de aves.

No pidas siempre la sombra,
ni que la lluvia te aguarde
en el medio del camino
cariciosa,
               franca,
                             amable.

Olvida el trillo más corto,
tras otras huellas no andes
―Los pies conocen hechizos
ocultos al caminante.

Y recuerda, aunque regreses,
aunque muy poquito tardes,
una vez que se ha partido
no termina nunca el viaje.

Publicar un comentario

LinkWithin