viernes, 29 de marzo de 2013

MATERNIDAD

Mis hijos, justo antes de ir al hospital para la cesárea de Alena. 


Me crece un pequeño corazón con tus latidos
y de tan caprichoso me revuelve
sin dejarme escribir ese poema que pides como prueba de amor.
Luego
al conjuro de la Naturaleza brotará de mi vientre la poesía
y verás corretear a esa pequeña metáfora por la vida,
vendrá a jugar sobre tus rodillas
y querrás apresarla entre tus manos
igual que a las imágenes poéticas
atadas ahora a mi pluma
dormitando
para no molestar al poema que me va creciendo dentro con los dias...
y te prometo
va a nacer el más hermoso poema
que yo escriba.
Publicar un comentario

LinkWithin