jueves, 28 de marzo de 2013

CUANDO VEAS PASAR LAS MARIPOSAS




Estoy pensando en ti desde esta noche larga
honda como tu ausencia,
como mi angustia,
extraña.

Ahora poblara todo el ruido del silencio
para calmar la espera
encontrara una fuente donde ahogar mis caprichos,
un manantial de olvido, feroz como un abismo.

Es difícil, mi amor,
sostener esta falta de medianoche clara
con un solo poema que no encuentra palabras…

Recoger cada hora
—sin atarla ni verla—
adivinar que arrastra un poco de ese tiempo
en que mi amor te aguarda.

Descubro en cada sombra un poco de la tuya;
hasta el viento presagia las voces de tu cuerpo
recorrido y despierto como la madrugada.

Cuando veas pasar las mariposas
por la esquina del tiempo
ven despacio, mi amor,
con un beso tan solo
que aprese mi ternura.

(Para Alfredo, que hoy es su cumpleaños. Por el amor.)


Publicar un comentario

LinkWithin