miércoles, 5 de diciembre de 2012

ACASO TE BUSCABA














Acaso te buscaba entonces
cuando una ventana al sol era así de sencilla
o el día de una fogata junto al río…
tal vez desde las sombras perseguía tu nombre.

No sé si te escondías tras la puerta
y balaustrabas a tu paso los portales
dibujando la noche en cada reja.

Quizás corrías bajo los aguaceros de recuerdos
no llovidos aún
plegándote en las costuras de la tarde.

Acaso te buscaba entonces
al abrirse el horizonte sobre el mundo
en un paralelo desconocido
suavemente
como en un sueño de esos
que guardan una cuerda para atar la tristeza.
Publicar un comentario

LinkWithin