martes, 21 de agosto de 2012

LA PARTIDA




Me recibió la tarde
con un suave frescor de mediodía
los diarios olvidaron reseñar la noticia
quizás por entenderla intrascendente
los viajeros que llegan salvos a su presunto destino no son interesantes
las estaciones siguen atestadas de viajeros que parten y regresan
los trenes solo cumplen a tiempo sus deseos
carne de titulares son quienes llegan a ninguna parte
arrastrando baúles y mínimos olvidos que vocean después los vendedores
nunca he sabido deambular por los andenes
equivocar la hora de partida
estoy feliz por no figurar en las noticias
esas fotos amarillas se pierden bajo los bancos
y se llevan algo del color de las ideas
aunque las ideas descoloridas no son malas para garabatear
las páginas en blanco:
me gustan las páginas en blanco
recuerdan el frescor del mediodía,
la tarde que regresa en el último expreso
y me trae de vuelta a la estación del tiempo.
Publicar un comentario

LinkWithin