martes, 12 de junio de 2012

NANA PARA EL GALÁN DE NOCHE



Duerme, mi pequeño
que la noche llega
y con ella el sueño
de la enredadera.

Pájaros y mariposas
dejaron ya de volar:
y duerme la breve rosa
a la sombra del rosal.

Duerme, mi pequeño
que la noche llega
y con ella el sueño
calladito, juega.

Está despierta Violeta
aunque todos duerman,
¡qué campana pizpireta
para dar vueltas y vueltas!

Por eso, pequeño
galán de mis noches
te acuno en mis sueños
con un leve roce

de pétalos suaves
de jazmín del cabo
-solo el cielo sabe
cuánto ya te extraño-.

Duerme, mi pequeño
arrorró de rorro
la manta del sueño
te cubre los ojos.

Mientras yo te acuno
la luna se asoma
-espejo nocturno
de luces y sombras-.

Duérmete, pequeño
que la noche llega
y te trae el sueño
de la luna nueva.





Publicar un comentario

LinkWithin