martes, 26 de junio de 2012

LA CASA DE CADA CUAL




(es.123rf.com)


La tortuga anda con su casa a cuestas,
guarda su cabeza y cierra la puerta.

—Pudiera decirme, mi comadre Rana,
¿por qué está tan sucia su casa, la charca? —.
—Pues no sé decirle —, dice mientras canta.
—Yo soy una artista, no puedo limpiarla.

La ardilla lleva una piña a su madriguera:
¡qué rápido anda la cola ligera!
pero por la noche, después de la cena
juega entre los árboles a buscar estrellas.

La hormiga carga con la comida,
camina aprisa con su familia
todas cargadas y siempre aprisa
a la casita de las hormigas.

(encuentos.com)

Publicar un comentario

LinkWithin