jueves, 5 de abril de 2012

BLANCANIEVES: SI HABLAN DE ESTATURA Y LA NIEVE DEL AMOR



(Tomado de diariofemenino.com)
No puede verse el mundo como una enorme manzana envenenada. En él aún habitan cazadores que perdonan, bosques acogedores y siete pequeñas razones para creer en el amor.
El tamaño de las razones escapa a las unidades de medida, igual que los suspiros y la esperanza.
La estatura exacta de los sentimientos es una quimera, inasible cual la brisa que agita los negros cabellos de la princesa blanca como la nieve.
Es difícil convencer sin hablar de números —eso ya lo descubrió un pequeño príncipe perdido en el desierto—, pero cuantificar el tamaño nada tiene que ver con la bondad y el acto de excavar en las profundidades humanas hasta encontrar el diamante luminoso del amor. Con amor se amansan tempestades, una mirada de amor resucita el espíritu dormido en la sima del alma.
Creer en el amor cuando estás de vuelta del llanto y el engaño, creer a pesar de los espejos: búscalo una y otra vez, deshace los hechizos y encuéntralo, en el lugar que nunca sospechaste.
Publicar un comentario

LinkWithin